Saltear al contenido principal

Rueda de Jalón

DATOS DEL AYUNTAMIENTO

Alcalde: Bernardo Lario Bielsa (PP)
Teléfono: 976-604639
Fax: 976-604639
E-mail: auxiliar.rueda@dpz.es
Dirección: Plaza de Melquiades Alvárez, s/n (50295)

DATOS DE LA LOCALIDAD

Gentilicio: ruedano
Habitantes: 316
Altitud: 304 m
Extensión: 107,2 km2
Distancia de Zaragoza: 42 km
Circunscripción: Zaragoza
Comarca: Valdejalón
Partido Judicial: Almunia de Doña Godina (La)

Historia

Una larga historia. El castillo domina, desde su situación en la parte alta del escarpe, tanto la población como el corredor del valle del Jalón en su prolongación hacia el Ebro. Su existencia data del siglo IX, ya

que fue conquistado por el emir de Córdoba a los Banú Casi de Zaragoza. Era el año 882. Cincuenta años más tarde figura entre los conquistados por Abderramán III al rebelde Tuchibí, quien volvió a recobrarlo hasta su definitiva sumisión.

Su nombre era ROTA y pertenecía al distrito de Zaragoza; después pasó a llamarse la fortaleza de Rotalyeud. En el año 1083 su alcayde era Aben-Falaz y es cuado sucedió la famosa traición de Rueda: el alcayde llamó al rey Alfonso VI de Castilla con la promesa de entregarle el castillo, pero al presentarse el rey con su ejército fue atacado con gran dureza; en el asalto perdieron la vida el infante Sancho de Navarra y el conde Gonzalo Salvadores “cuatro manos”. Aunque Alfonso VI intentó vengarse, no consiguió conquistar la fortaleza.

La fortaleza de Rota la habitó el rey moro de Zaragoza Abdel-Malik , cuando la ciudad fue tomada por los almorávides; allí resistió los ataques de Abu-Bark en 1115 y 1117, al estar protegido por Alfonso I.

Conquistada Zaragoza, el Batallador permitió al rey moro seguir disfrutando del castillo y las posesiones hasta su muerte en 1130. Su hijo Amed-Saif cedió estas posesiones a Alfonso VII de Castilla a cambio de otras tierras en Toledo. Son confusas las noticias sobre la posesión del castillo de Rueda hasta el reinad o de Alfonso II, quien hacia 1160 nombraba tenente del mismo a Ortí Ortiz.

Pasó después a manos de Garcí Pérez de Aguilar; Alfonso II lo tuvo que entregar a los nobles de la Unión, en 1288. Fue después de los Ferrench de Luna; ya a finales del siglo XIV pertenecía a Lope Ximénez de Urrea, señor de Épila, Urrea, Aranda, etc. y así pasó al condado de Aranda.

El castillo de Rueda ocupó sin duda una gran extensión sobre los montes del noroeste de la población, con un extenso recinto amurallado de tapial que adquiere forma triangular. En ese triángulo, la puerta principal estaría en el lado menor que es el que queda más cerca de la población y a menor altura.  Su existencia data del siglo IX, ya que fue conquistado por el emir de Córdoba a los Banú Casi de Zaragoza.

Era el año 882. Cincuenta años más tarde figura entre los conquistados por Abderramán III al rebelde Tuchibí, quien volvió a recobrarlo hasta su definitiva sumisión triangulo se sitúa un gran torreón, visible desde los caminos y la vega, totalmente inaccesible: es de planta pentagonal y se considera como la torre del Homenaje. El lado mayor del norte apenas si necesitaba defensa, al ocupar todo el escarpe; el que tiene mayores defensas es el lado este, que da al barranco, en donde aún se ven lienzos de tapial con algún resto de torreón.

Una reconstrucción del terreno permite ver tres recintos: uno más reducido en la parte baja del barranco: es el que se ha utilizado en época moderna para edificar una casa, aprovechando la base de algún torreón insertando ventanas de arco de herradura. En esa zona pudo estar el patio de armas, las caballerizas y tal vez la mezquita.

El segundo, a una altura superior, del que también se ven restos desde el barranco o desde el monte del suroeste, pudo estar dedicado a residencia. En el tercero, en la parte más alta, estaría esa gran torre llamada del Homenaje. Hacia el este, a una gran altura quedan restos de dos torres iguales, denominadas las Hermanitas. Una de las calles de la localidad está bautizada con ese mismo nombre.

Héctor Jiménez Ferreruela y José Manuel Clúa Méndez realizaron un magnífico trabajo sobre las “ Fortalezas en la comarca de Valdejalón”, con el subtítulo Un patrimonio por descubrir y proteger. Se publicó en el número 7 de la revista ADOR.

El preciso estudio sobre el castillo de Rueda se acompaña con un clarísimo croquis del castillo. Creemos que es la mejor manera de entender cómo era esta fortaleza y por ello adjuntamos el plano. Cristóbal Guitar se pregunta cómo pudo haber existido una residencia de tipo musulmán, con jardines y fuentes en un terreno tan desolado. Pero todo es posible si en aquel momento había agua suficiente para poder mantener el verdor. Los musulmanes eran grandes expertos en obras de ingeniería. Hoy día la sensación que imprime ese conjunto tan deteriorado no ayuda a imaginarlo lleno de belleza y esplendor; pero sin duda así sería.

Que visitar

Urbanismo. El caserío queda acomodado al barranco que desciende desde el castillo, ya en su tramo final. Está estructurado en torno a la calle principal que corre paralela a la montaña y otra transversal que desciende de la ladera. Prácticamente en el cruce de esta dos calles se ha conservado un arco sobre el que está edificado el Ayuntamiento, con su reloj de sol.

Casas de interés. Calle Marcelino Isábal, nº 3. Edificio del siglo XVII en el que se ha conservado la tercera planta con una galería de arquillos de medio punto doblados y voladizo de ladrillo de doble fila de esquinillas.

Calle Marcelino Isábal, números 10 y 13. Hay otras dos casas del mismo estilo que la anterior y de la misma época. Otro edificio de estilo aragonés con galería de arquillos; de ladrillo, es la que hay junto al horno de pan cocer; ésta en la carretera, cerca de la plaza de España.

Abundan la cuevas a ambos lados del barranco, aprovechando las paredes de las rocas. Incluso hay una barrio con una calle que se llaman así.

Iglesia parroquial de Santa Ana. Se sitúa en la calle transversal; enfrente de la fachada se ha formado un pequeño ensanchamiento a modo de plaza inclinada. El edificio queda entre las casas, una de las cuales, del siglo XVIII, comunica directamente con la iglesia.

Es un edificio del siglo XVI. Tiene una sola nave de dos tramos con cabecera poligonal de cinco paños; este era el edificio primitivo. En el siglo XVII, ya a finales, se abrieron dos capillas de planta cuadrada, una a cada lado del primer tramo de la nave, y una sacristía anexa a la capilla de la derecha que se comunica con la cabecera. En ese mismo momento se edificó el coro de los pies sobre tres arcos, formando así un atrio en la planta baja. Ya en el siglo XX se construyeron otras dependencias en la parte derecha, en donde inicialmente pudo estar la puerta principal y la torre, sobre la capilla de la Virgen del Rosario.

Es un edificio construido en mampostería revocada con los contrafuertes de ladrillo.

Saber mas

Pedro J. LÓPEZ CORREAS: Rueda de Jalón y su Historia. D P Z, 2002.

Volver arriba